Pilares fundamentales

1. Comunidad democrática y participativa

En esta comunidad los socios participan y también intervienen en la toma de decisiones. Se propicia que el grupo se asocie y se organice para influir de manera directa en las decisiones. Los socios son participes de la toma y de la ejecución de las decisiones, ideas, proyectos, etc. También son partícipes de las aportaciones y de los beneficios que se generen.

2. Vivienda saludable

Tenemos en cuenta todos los aspectos necesarios para que la vivienda sea sana y segura: ubicación, elementos cercanos que puedan causar radiaciones o ruidos no deseados, materiales adecuados y poco contaminantes, la armonización de espacios, ángulos y formas y la cura de la orientación, la luz y los colores. De esta manera creamos un hábitat adecuado para el pleno desarrollo de las personas que lo habitan.

3. Edificio sostenible

Un uso eficiente de los espacios es básico para reducir costes y el impacto energético de la construcción. Para conseguirlo priorizamos una serie de factores fundamentales que hacen que el proyecto sea sostenible des del principio: materiales, eficiencia energética, energía renovable y ciclo de agua.

4. Autogestión

De esta manera intentamos reducir los costes, evitamos la especulación e impulsamos nuevas fórmulas de financiación.

5. Economía circular

Con esta filosofía promovemos un cambio estructural del modelo de consumo, que consiste en intentar que todo residuo tenga un nuevo uso. Por ejemplo, aprovechamos las aguas grises y de lluvia para el riego y aprovechamos el reciclaje de residuos orgánicos para el compostaje del huerto de la comunidad.